Conócenos

El Voluntariado Tutelar surge en el seno de la Asociación Española de Fundaciones Tutelares, que es una organización privada, sin ánimo de lucro, de ámbito estatal y declarada de utilidad pública, nacida en 1995 a instancias de FEAPS (actual Plena inclusión).

La misión de la AEFT es ser una institución que mejore la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo ofreciendo servicios y recursos al alcance de las Fundaciones Tutelares, de las familias y de la sociedad en general.

La Asociación representa los intereses de las Fundaciones Tutelares y promueve la sensibilización social para fomentar el respeto de los derechos de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo –mayores de edad– cuya capacidad jurídica ha sido modificada o revisada y se encuentran en una situación de vulnerabilidad.

La Asociación está compuesta por 26 Fundaciones Tutelares, distribuidas a nivel nacional, que apoyan a más de 2.500 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, mediante el compromiso de 198 profesionales, 267 patronos/as y más de 630 Voluntarios/as Tutelares.

»  Descarga el dossier de presentación de la Asociación

Fundaciones Tutelares

Las Fundaciones Tutelares trabajan para personas con discapacidad intelectual o del desarrollo –mayores de edad– cuya capacidad jurídica ha sido modificada o revisada y que se encuentran en situación de vulnerabilidad. El Voluntariado Tutelar forma parte de esa red de apoyos que prestan las Fundaciones Tutelares, y en particular los/as Voluntarios/as Tuetlares para la mejora de la calidad de vida de estas personas.

•  La apoyan para que identifique sus metas y elabore su proyecto de vida, según sus sueños e intereses.
•  La acompañan en su vida. La apoyan para la gestión y optimización de sus recursos económicos.
•  Velan por su bienestar.
•  Apoyan a la persona en la defensa y el ejercicio de sus derechos y sus deberes como ciudadano.
•  Fomentan la confianza y las aptitudes de la persona para su mayor autogobierno y autonomía.
•  Promueven su inclusión como ciudadana de pleno derecho en una sociedad más justa y solidaria.
•  Rinden cuentas económicas y sociales ante el juez sobre el trabajo realizado para que pueda comprobar que todas las decisiones tomadas son en beneficio exclusivo de la propia persona.

Las Fundaciones Tutelares prestan a estas personas los apoyos tutelares necesarios e indispensables para velar, supervisar y complementar la capacidad de cada una de las personas encomendadas.

Las Fundaciones Tutelares actúan cuando han sido designados por el Poder Judicial y la persona con discapacidad intelectual precisa de su apoyo para poder desarrollar su proyecto de vida, en función de sus deseos y necesidades. Esta labor la realizan:

•  Centrándose en cada persona, sus metas, sus necesidades y sus expectativas.
 Con calidad y con ética: encontrando en el modelo de calidad de vida, calidad en la gestión y ética los principios y normas que guían sus actuaciones.
 Con transparencia: están comprometidos con la gestión clara, eficaz y transparente.
•  Con independencia: mantienen la independencia entre la tutela y los centros de atención directa; evitando así ser “juez y parte”.
•  Con profesionalidad: sus equipos de trabajo están formados por expertos especializados en el campo de la tutela con más de 30 años de experiencia.
•  En colaboración y en coordinación: con otros agentes importantes para la vida de las personas a las que apoyan.

»  Descarga el dossier de presentación de las Fundaciones Tutelares

Si deseas obtener más información al respecto, puedes contactar con nosotros a través de nuestra página web, enviarnos un correo electrónico a info@voluntariadotutelar.org o llamarnos al +34 91 57 18 730.

Deja un comentario